Sólo somos un visitante

Sólo somos un visitante

Sólo somos un visitante en la naturaleza, respeta al “anfitrión”

 

Recomendación

Al pasear por la naturaleza eslovena, podrá disfrutar de los olores y colores de diversas flores. Admírelos y fotografíelos en su hábitat natural.

Donde crecen es donde son más bellas. Especialmente en las zonas protegidas, hay que dejar que las plantas crezcan sin alteraciones en su entorno natural, ya que pueden ser especies raras o incluso en peligro de extinción.

Los animales que viven en ecosistemas naturales también aprecian la paz y la tranquilidad, así que no haga ruido y mantenga a sus perros bajo control.

La naturaleza eslovena es rica en hierbas y frutas, pero no olvide actuar con moderación al recolectarlas. Reúna sólo lo que sepa y en las cantidades permitidas.

En los alrededores del refugio de Erjavčeva se puede disfrutar de una vida salvaje y natural única.

 

Temas populares

 

Etiquetas:
¿Le ha resultado útil este artículo?
No me gusta 0

Sigue leyendo

Anterior: Lagos de alta montaña
Siguiente: ¡Cuidado con los animales que pastan!